Lobos sucios. España 2015. Director: Simón Casal

Lobos_suciosGalicia, en el año 1944, es una zona que interesa a los alemanes, en guerra, porque encuentran algo que no había en el resto de Europa: wolframio, un mineral estratégico para la industria de guerra nazi. La historia transcurre en la principal mina de wolframio, una gran instalación dirigida por ingenieros nazis y la guardia civil española, donde trabajan presos políticos (trabajo esclavo) y trabajadores libres de las aldeas de los alrededores necesitados de unas míseras monedas a cambio de vender su salud y arriesgar su vida; es la cruel posguerra en España, hambre, pobreza, enfermedad y falta de esperanza. En las casas sólo hay mujeres y niños; mujeres viudas o con sus esposos encarcelados por su ideología, por ser leales al Gobierno democrático de la II República o simplemente por ser denunciados por vecinos. Son durísimas las condiciones de trabajo de los hombres en los túneles de la mina y de las mujeres en trabajando en las mesas de lavado con los pies en la tierra permanentemente húmeda.

Esta magnífica descripción de la situación laboral esclavista, sin condiciones de seguridad, mal pagada etc. se inserta en lo que sucede en una pequeña aldea en medio de unas condiciones naturales muy duras donde, al igual que en el resto de Galicia, la superstición está presente en todos los acontecimientos antes y después de que sucedan. Las historias trasmitidas de generación en generación sobre la vida secreta de los bosques gallegos.

La película está basada en historias reales; no sólo la extracción del  wolframio para el armamento nazi, algunos “empresarios” se hicieron millonarios también con este mineral, todo ello permitido por la dictadura de Franco. La otra historia real que subyace es la de las hermanas Touza; las discretas Lola, Amparo y Julia acogían y escondían en su casa a los judíos que huían de una muerte segura y les ayudaban a pasar a Portugal y, desde ahí, a un destino seguro; América, se calcula que pasaron cerca de 400 judíos entre los años 1941 y 1945.

La mayoría de los críticos de cine a opinan que hay exceso de historias en una historia: una mujer que arriesga su vida por ayudar a los judíos a escapar por la frontera con Portugal; otra mujer que pasa documentos clandestinamente de los aliados a los presos políticos de la mina, el contrabando de wolframio para sobrevivir, el sabotaje en la mina, espionaje, trama política, conflictos amorosos y elementos fantásticos de bosques embrujados.

Ciertamente hay muchas historias y cada una de ellas tiene contenido suficiente para un guion y dado que el resultado final está sometido a un metraje determinado, las historias resultan breves, sin profundidad. No obstante es una película digna de ver; compila otro episodio de nuestra historia reciente también ocultado.

 

Martina Carrascoso

Sociólogos sin Fronteras

Compartir:
  • Print
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • email
  • Live
  • Meneame
  • PDF
  • Technorati
  • Twitter

En la categoria de: CINEDESTACADOLO MEJOR

RSSComments (0)

Trackback URL

Comentar