Massimo Salvadori

Massimo Salvadori

Profesor emérito de Historia de las Doctrinas Políticas en la Universidad de Turin. Ha publicado una treintena de libros y la Enciclopedia de la Historia (Ed Zanichelli, 2000) en la que recoge los grandes temas de la historia clásica y contemporánea tratados de forma analítica. Es difícil recomendar un libro de este autor, ante una obra tan extensa entresacamos algunos de ellos:

Democrazie senza democrazie. Ed; Laterza, 2009

Es uno de sus últimos libros, según Salvadori, hoy vivimos más que nunca en una era de sacralización de la democracia. Pero, mientras celebra sus triunfos, la democracia está sujeta a un gran deterioro. El hecho es que las instituciones de los Estados nacionales y la tradicional división de poderes ya no son capaces, como lo demuestran los acontecimientos,  de regular y controlar las decisiones de los centros de poder «irresponsable» que rigen la  producción y asignación de recursos, influyendo de manera determinante en la política de los Estados, plasmándolo en la opinión pública, ejerciendo una gran influencia en los procesos electorales.

Después de señalar los tratados constitutivos de las diversas formas de democracia, el autor se centra tres tipos de regímenes: el liberal no democrático, el liberal   democrático, basado en los partidos políticos arraigados en las masas y la «economía nacional», el  liberaldemocrático en la era de la economía globalizada, del debilitamiento de los partidos, de la aparición del ciudadano “vídeo-dependiente”, del vacío gradual de la soberanía de los Estados

Gramsci e il problema storico della democrazia . Ed Viella, 2008

Escribe este libro coincidiendo con el  septuagésimo de la muerte de Antonio Gramsci (1937). Después de años de escasa atención a esta figura del pensamiento político del siglo xx es retomada con un gran interés, tal vez por ello Salvadori opta por reeditar un libro fundamental como este. Texto que se imprime por primera vez en 1970 y se reedita tres años después con algunas modificaciones.

Italia divisa. Ed; Donzelli, 2007

Italia se ha caracterizado durante siglos por los marcados contrastes que han hecho un «país dividido», por unánime reconocimiento. Muchos otros países occidentales han experimentado profundas divisiones internas en su historia, pero ninguno de ellos, según el autor,  se producen y reproducen de una manera tan continúa. Las tres Italia, después de 1861; la monárquico-liberal, la fascista y la Republicana democrática, tenían como ambición dar al Estado una base de consenso capaz de saldar en torno a las instituciones una conciencia unitaria, un vínculo común más allá de las inevitables y necesarias diferencias ideológicas, culturales, políticas y sociales. Pero el proyecto, en la tesis de Salvatori, ha fracasado sistemáticamente, con el resultado de que la dialéctica entre la fuerza del gobierno y la fuerza de oposición se ha configurado de tal manera que ha producido  la atávica «anomalía italiana», marcada por una política altamente conflictiva, por el contraste entre el sentido de la ética pública y de la legalidad y su negación, de la cultura de la contraposición. Pone de relieve el desarrollo de la dialéctica «amigo-enemigo» en las diversas fases de la historia política del Estado unitario, destacando cómo se ha reflejado en la historiografía italiana.

L’idea di progresso. Ed,Donzelli, 2006

En estas páginas traza la parábola del progreso y analiza las causas de la derrota que han ido al encuentro.

Salvadori,  prueba al mismo tiempo a dar una respuesta a la pregunta de si se podrá hacer al menos una renovación de la idea Progreso teniendo como fin un desarrollo compatible y capaz de inspirar un comportamiento más racional, más eficaz y más solidario con lo humano para «dar un futuro al futuro «.

Il Novecento. Ed; Laterza, 2004

Accanto a progressi settoriali enormi, al grande sviluppo economico sociale e al pur tanto contrastato diffondersi della democrazia, il Novecento ha prodotto le guerre più spaventose, il totalitarismo, l’Olocausto, il Gulag, il terrore atomico, un crescente divario fra paesi ricchi e paesi poveri e si è chiuso con l’allarme della devastazione ambientale.

Este libro fue publicado en español como Breve Historia del Siglo XX, AlianzaEditorial, 2005

El siglo XX ha sido el más largo de la Historia: nunca en 100 años el mundo había cambiado tanto. El autor pasa revista a los hitos fundamentales e invita a la reflexión sobre las grandes cuestiones que lo distinguen de todas las épocas que lo precedieron; si los cambios políticos y geopolíticos sucedidos desde 1900 resultan impresionantes, más lo son los derivados del desarrollo económico y aún más las consecuencias del progreso científico y tecnológico. Centuria  de tragedias nunca vistas y también de emancipación, democracia, bienestar y conocimiento. El siglo de la duda radical y de la caída de los mitos.

Le inquietudini dell’uomo onnipotente. Ed; Laterza, 2003

Desarrolla un análisis de los grandes problemas del mundo contemporaneo, de las diferencias económicas entre el Norte y el Sur del mundo, de las agresiones al medio ámbien, del capitalismo salvaje, del terrorismo y la incapacidad de los gobiernos de dar soluciones a este problema, etc.

L’occasione socialista nell’epoca della globalizzazione. Ed; Laterza, 2001

Redistribuzione del reddito, tutela dei più deboli, difesa dell’ambiente e regolamentazione del mercato globale sono le grandi sfide del socialismo democratico del XXI secolo. Il saggio di Salvadori si apre con un’analisi storica di lungo periodo sul controllo delle risorse strategiche come fonte essenziale del potere e della sovranità. Per due millenni tali risorse hanno coinciso con l’uso della forza e dunque con il potere militare. Negli ultimi secoli il potere è stato esercitato soprattutto dallo Stato nazionale. Sullo scorcio tra XX e XXI secolo, la risorsa strategica del potere è cambiata e oggi coincide in larga parte con il potere economico-finanziario, appannaggio delle grandi corporations internazionali, incontrollabili dagli Stati nazionali e dunque sottratti a ogni verifica democratica da parte dei cittadini. In questo quadro i socialisti possono rilanciare la propria azione a livello europeo, non per contrastare la globalizzazione ma per orientarla in senso più giusto ed equilibrato. In un mondo in cui rischiamo di contare solo in quanto consumatori titolari di capacità d’acquisto, i socialisti possono e devono battersi perché diventiamo tutti cittadini titolari di diritti e di doveri.

Compartir:
  • Print
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • email
  • Live
  • Meneame
  • PDF
  • Technorati
  • Twitter

En la categoria de: LIBROS

RSSComments (0)

Trackback URL

Comentar